Razones para confiar Expertos en Caribear al mejor precio Contactamos contigo en 24h Atención personalizada

Qué ver en La Habana, nuestros 5 indispensables

Por fin se va acercando el momento de conocer esta mágica ciudad llena de encanto, historias y contrastes, con unas raíces culturales como pocas y claro, ¿por dónde empezar a descubrirla? Sabemos que no es una pregunta fácil, por eso, para que puedas empezar a planear tu viaje, hemos preparado en este post una mini-guía de las mejores cosas que ver en La Habana, ¿preparado para descubrirlas?

5 cosas que ver en La Habana

Dicen de La Habana que es imposible describirla con palabras. Es el sabor de los mojitos recién hechos frente al mar, los aromas de su cocina criolla, las puestas de sol, los ritmos al atardecer, los colores de las calles, el estilo colonial, el olor de los habanos y también la energía, pasión y fuerza de sus gentes. La Habana tiene muchísimo que ofrecerte, desde los grandes monumentos y avenidas magnánimos hasta las pequeñas callejuelas y rincones llenos de encanto. ¡Descubre a continuación todo lo que puedes ver en La Habana y empieza a vivirla!

1. La Habana Vieja

La Habana Vieja es la zona más antigua y con más historia de la capital cubana. Dicen de ella que es el testimonio de las diferentes épocas y corrientes que a lo largo del tiempo han sacudido a la ciudad. Por ello, podrás encontrar edificios de estilo colonial y también grandes fachadas neoclásicas propias de los 90. Actualmente, los edificios restaurados conviven con los más desgastados y el resultado es una cautivadora combinación de colores y estilos que no te dejarán indiferente.

Qué ver en La Habana Vieja

No es de extrañar que la zona sea una de las más turísticas de la ciudad, muchas de las cosas que ver en La Habana y de las que te vamos a ir hablando a lo largo de este post, como el Capitolio, la Catedral o el Museo de la Revolución te esperan aquí.

Toma nota, si quieres sentir el auténtico ritmo de La Habana Vieja debes dejarte caer por la Calle Obispo, el bulevar más largo  de La Habana con tiendas y edificios históricos como el Hotel Ambos Mundos, donde se alojó Hemingway, el Café París, El Floridita, el Palacio de los Capitanes Generales o la librería Fayad Jamís. Tampoco puedes dejar de pisar la Plaza Vieja, el Paseo del Prado o la Alameda de Paula. Si quieres recorrerlo de forma original, no puedes dejar de alquilar un cocotaxi o uno de los coches clásicos con conductor. Con esta opción aprovecharás para conocerlo todo de primera mano, ¡el conductor estará encantado de hacer las veces de guía!

Además, en la zona podrás encontrar restaurantes de todo tipo, pequeños puestos callejeros, librerías, museos, galerías, tiendas de souvenirs y de artesanías… y, en definitiva, ¡un no parar de actividad!

2. El Capitolio Nacional

Sin duda se trata de uno de los grandes imprescindibles que ver en La Habana, ¡es un icono arquitectónico de la ciudad! El Capitolio se construyó en 1929 con el fin de albergar las dos cámaras del Congreso. Una vez este fue disuelto, pasó a convertirse en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y también de la Academia de las Ciencias de Cuba. Aunque su estructura recuerde al Capitolio de los Estados Unidos, su estilo también se inspira en el Panteón de París y en San Pedro de Roma. Como curiosidad, te diremos que es también el km 0 de la red de carreteras del país. Podrás visitarlo sin ningún inconveniente ya que se encuentra abierto al público, dejar que sus interiores, jardines y esculturas te sorprendan es una de las cosas que hacer en La Habana.

El Capitolio para visitar en La Habana

3. El Museo y la Plaza de la Revolución

Si quieres adentrarte en uno de los episodios históricos más importantes del país, el Museo de la Revolución es un must que visitar en La Habana. En este antiguo palacio presidencial guarda algunos pedacitos de la Revolución Cubana de valor incalculable. Algunas de las piezas más destacadas son la bandera de la estrella solitaria, el tanque que Castro utilizó durante la invasión de la Bahía de Cochinos en 1961, el yate que usaron Fidel Castro y el Che Guevara junto a otros 80 revolucionarios para viajar desde México hasta Cuba, vehículos y avionetas, y también, propaganda revolucionaria y fotografías únicas. Como curiosidad, en la entrada todavía se conservan los impactos de las balas que intentaron acabar con la vida de Fulgencio Batista en 1957.

Que ver en La Habana, la plaza de la Revolución

Por su parte, la Plaza de la Revolución alberga una imponente torre en forma de pirámide conocida como el Memorial a José Martí. En su interior alberga varios salones con frases del político. Para que te hagas una idea, tiene una altura de 141 metros, lo que la convierte en el punto más alto de Cuba. Puedes acceder a ella y subir los 567 peldaños o bien el elevador para visitar sus balcones y deleitarte con las impresionantes vistas que ofrece el paisaje. Además, la plaza es una de las más grandes del mundo, lo que la convierte en un auténtico imprescindible que ver en La Habana. Por último, la Plaza está rodeada por el Ministerio del Interior, conocido por tener en su fachada la imagen del Che y por la sede del Ministerio de Comunicaciones que alberga la de Camilo Cienfuegos.

4. Vámonos de tabernitas

Las tabernitas que inundan La Habana son el mejor lugar para disfrutar de un auténtico trago cubano y zambullirse en el ambiente más típico de la ciudad conversando tranquilamente mientras se degusta un mojito o un daikiri. La Bodeguita del Medio o El Floridita son dos de las tabernitas con más historia de la ciudad y prácticamente del mundo. Han sido el lugar de encuentro a lo largo de los años de escritores, artistas, políticos… ¿te imaginas la de historias que podría contar su barra? ¡Increíble!

La Bodeguita del Medio

5. Un paseo por el Malecón

El Malecón es nuestro último gran imprescindible que ver en La Habana. Este gran muro para contener la fuerza del mar empezó a construirse en 1900 y finalizó alrededor de 1960. Se extiende a lo largo de 8 km sobre toda la costa norte de la ciudad.

Además de su uso utilitario, el Malecón es un lugar en el que turistas y locales se reúnen para contemplar el amanecer y el anochecer, saborear un rico trago o disfrutar al ritmo del son cubano con algún que otro improvisado concierto.

Cuando pasees por el Malecón te toparás con un sinfín de monumentos. Algunos ejemplos el Castillo de la Real Fuerza de La Habana, el Torreón de San Lázaro, el Hotel Nacional o la Embajada estadounidense.

El Malecón, imprescindible para visitar en La Habana

Empieza a planear tu viaje y, ¡no te dejes nada de lo que ver en La Habana!

Ahora que ya sabes cuales son los imprescindibles qué visitar en La Habana, no puedes esperar más para empezar a planear tu viaje. Con tantos planes, diversidad y encanto, comprobarás que La Habana nunca deja de sorprenderte, siempre diferente. ¡Descúbrela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *